¿Qué son los sulfitos?

Los sulfitos son elementos químicos derivados del azufre con capacidad antioxidante, que pueden manifestarse en el vino de dos formas diferentes:

Natural y artificial. En el primer caso durante el proceso de fermentación se producen pequeñas cantidades de sulfitos; en el segundo caso, es incorporado por los expertos.

Los sulfitos tienen dos funciones fundamentales en el vino:

  • Antioxidante: evita que el vino se oxide y que esto haga disminuir sus características propias.
  • Antibacteriana: inhiben la proliferación de bacterias.

IMG_1573

¿Perjudican los sulfitos a nuestra salud?

Científicamente no está demostrado. Lo que se ha podido comprobar es que en algunos tipos de vino como el blanco, en concreto los dulces, dan dolor de cabeza, pero no existe una asociación directa con los sulfitos, o que simplemente es más bebible y que por este motivo se consuma más hasta el punto que nos dé jaqueca.

No tenemos que concebir los sulfitos como algo dañino. Para nuestra tranquilidad, las cantidades contenidas en el vino están reguladas por ley. A excepción de tener una intolerancia hacia los mismos, no hay de qué preocuparse.