Años atrás, los expertos han confirmado sus hipótesis sobre los polifenoles y vitaminas contenidas en el vino tinto, estas sustancias son muy beneficiosas para nuestra salud, sobre todo para el corazón y el sistema circulatorio. Científicos alemanes y españoles tomaron la iniciativa de convertir el vino tinto en polvo, conservando del mismo tanto el sabor, como el color, para emplearlo posteriormente en la industria alimentaria.

roali

Por otro lado también está pensado utilizar este polvo de vino en cosméticos, como cremas corporales, ya que daría muy buenos resultados contra las arrugas.

El proyecto ha sido llamado E! 4008 PROVINO.

¿Qué os parece esta nueva forma de ver el vino?